Seth Rogen habla de la marihuana, Ted Cruz y la cerámica

Como tantos otros, trabajó a distancia, atendiendo llamadas sobre proyectos cinematográficos de 9 a 5. Aparte de eso, ha habido muchos programas en streaming (The Office, The Larry Sanders Show), mucha marihuana y muchos tuits.

Rogen empezó a ser tendencia en Twitter cuando se enfrentó al senador Ted Cruz, de Texas, en una muy publicitada guerra en internet que se prolongó durante días tras el día de la toma de posesión, al sugerir que Cruz solo era digno de admiración “si eres un fascista supremacista blanco que no encuentra ofensivo que alguien llame fea a tu mujer”, además de varias obscenidades.

Cuando el senador Cruz tuiteó más tarde que Rogen se comportaba en línea como “un marxista con Tourette”, Rogen respondió que tenía “un caso muy leve” del síndrome, pero ciertamente no se echó atrás. Hace 20 años, habría sido difícil regañar a un desconocido famoso de esta manera, dijo Rogen, “pero ahora, gracias a Dios, puedo hacerlo. La gente siempre dice: ‘Eres así en Twitter, pero si te encontraras con él cara a cara no harías eso’. Y eso es muy poco cierto. Yo le diría al cien por cien a Ted Cruz que”… ¡Tápense los oídos, niños!

Rogen bromeó en Jimmy Kimmel Live!, en abril, que había estado “guardándose desde 2009”.

Goldberg, amigo suyo desde la escuela primaria en Vancouver, Columbia Británica, que habla con él a diario, coincide en que Rogen era “el polo opuesto de volverse loco”.

“Como celebridad a la que no le gusta salir ni beber ni cosas así, es probablemente uno de los mejor preparados para lidiar con esto. Le encanta estar en su casa”, dijo Goldberg, de 38 años. “Le encanta dedicarse a sus aficiones; le encanta ver la televisión en su sofá con su mujer y su perro. Y eso es todo. Eso es lo que le gusta. Sé que en secreto le encanta estar atrapado”.

A pesar de que estaban cerradas las oficinas de Point Grey Pictures, su productora, Rogen y Goldberg aún tenían mucho de qué hablar. Están escribiendo un guion para el director Luca Guadagnino sobre Scotty Bowers, quien alguna vez fue empleado de una gasolinera y organizaba encuentros sexuales para las estrellas de la pantalla grande de la época de oro.

También están colaborando en la producción de Pam and Tommy, una miniserie de Hulu sobre el rockero Tommy Lee y la estrella de Baywatch Pamela Anderson, quienes hicieron por el género de las grabaciones sexuales de celebridades lo que Fred y Ginger hicieron por el “fox trot” cuando un electricista (interpretado por Rogen) encontró su infame película casera.


NYT > Fashion

Source link

Scroll Up